Ciberdelitos: Prospectiva de la información y la seguridad

Número 48

Pensar en temas de nuevas tecnologías no es sólo pensar en Internet, el correo electrónico, el chat. La sociedad en la cual nos movemos no es la misma de antes. Los procesos de aceleración histórica provocan constantes cambios y ellos llegan a diferentes esferas, entre ellas, la de la seguridad.
Recordemos tan sólo el atentado del 11 de setiembre de 2001 en los Estados Unidos; el del 11 de marzo de 2004 en España y en Inglaterra en el 2005. Y aquí el tema de las nuevas tecnologías y la seguridad adquiere otra dimensión.
Nuevas tecnologías y delitos

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) abren una nueva perspectiva para el ámbito de la seguridad como para otros temas, debido a que aparecen nuevos delitos, nuevas modos de concretarlos y como consecuencia, se hace necesario una nueva mirada a los acontecimientos.
Se manifiesta la necesidad de contar con informaciones confiables, pertinentes y seguras frente a la diversidad y cantidad de informaciones propaladas y de ilícitos concretados en la red de redes. Se producen delitos con la comercialización de datos personales; delitos de fraudes financieros; abuso de menores, actos de ciberterrorismo y en éstos y otros, la información es la puerta de acceso.
Si cada medio que comunica utiliza los códigos respectivos, es también necesario conocer el lenguaje de las nuevas tecnologías, para poder entender, asociar, comparar, descifrar un más allá de los hechos aparentemente ingenuos de los que nos provee. Internet es un nuevo medio de comunicación y como tal, con ventajas y desventajas como cualquier otro.
En este escenario de las autopistas de la información, con la pérdida de las barreras de tiempo y espacio, la simultaneidad, los hipervínculos, la inmediatez, la ubicuidad; la información se constituye con identidad propia y para diferentes fines y como el nuevo valor agregado de la economía, a transformado su perfil.
Es necesario identificar las fuentes confiables de la información, en un universo infinito de ellas y dicha tarea es todo un desafío. El determinar los ciberdelitos, entre otras acciones, supone y exige un planteamiento frente a la información y un modo de lectura e interpretación para realizar una prospectiva de la misma ofreciendo un panóptico de la información, como encontrar el lugar estratégico desde el cual ofrecer multifacéticas opciones.
Frente a ello, seguimos sumando nuevas perspectivas al área de seguridad. Desde el punto de vista del derecho como de las sanciones, en los materiales que nos brindan las NTIC comienzan a observarse “espacios en blanco”, a la hora de legislar o de aplicar dichas sanciones. Se debe pensar además, la necesidad de incorporar las NTIC al entorno inmediato, por una parte, como proceso acelerador del trabajo cotidiano y por otra, como objeto de investigación de los ilícitos. A ello le sumamos por ejemplo, la seguridad de la información, la seguridad de las redes, la seguridad de la base de datos. Esto se traslada al campo de la confiabilidad, la confidencialidad y una larga lista a enumerar.

Ciberdelitos

Algunos países se habla de delito informático, en otros de cibernético o telemático, mas en varios de ellos no hay legislaciones para estos temas y se emplean figuras jurídicas aproximadas, bajo riesgo de perder causas en tribunales por falta de sustento legal.
Lo cierto es que, a través del empleo de las NTIC se pueden encontrar dos situaciones delictuales bien definidas, que algunos autores llaman criminología virtual y otros ciberdelincuencia: los delitos tradicionales de estafa, chantaje, extorsión, concretados en la sociedad virtual mediante las NTIC y otras maneras nuevas, que se llevan a cabo desde la red, on-line, destinadas a atentar contra la confidencialidad, integridad y disponibilidad de información. En este último ítem podemos referir a delitos sobre datos personales, ciberterrotismo, delitos económicos, delitos de pederastia, delitos contra los derechos de autores de software y música, delitos contra la propiedad intelectual, entre otros.
Sólo a modo de ejemplo recordemos que en abril de 2005 se conoció la noticia de un colombiano que sustrajo 435.000 dólares de cuentas bancarias de Colombia, Argentina, Estados Unidos, Noruega y Bélgica, en un año.
Ciberdelitos, información, seguridad. Tres palabras estrechamente vinculadas para mirar al mundo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación desde un punto de vista estratégico; desde la prospectiva de la información.

Mtra. Marisa Avogadro Thomé. Investigadora Línea Externa, Proyecto Internet, ITESM, Campus Estado de México, México. Columna “Comunicarte”, abril de 2006, N48. Disponible en: http://www.razonypalabra.org.mx/comunicarte/2006/abril.html

Anuncios