Incluyendo las diferencias: la virtualidad al alcance de todos

Fecha de publicación: 1 de septiembre de 2013

La primera palabra, la palabra que funda a todas las palabras, es la palabra compartida, nos decía Octavio Paz. Y compartir palabras en tiempos de nuevas tecnologías, incluir las diferencias y acortar distancias, es una tarea que desde la Web, se lleva a cabo a través de narrativas de inclusión.

En el ciberespacio encontramos sitios electrónicos que permiten que personas con capacidades visuales, auditivas, motoras, emocionales diferentes; puedan acceder a contenidos; utilizar aplicaciones de telefonía móvil; realizar trámites de e-gob (gobierno electrónico); leer los periódicos, consultar temas de hospitales; por citar algunos ejemplos.

Las personas de todas las partes del planeta que se conectan a Internet, han encontrado una manera de expresarse, a través de un sitio electrónico. El mundo de la arroba, el ciberespacio, ha cambiado la morfología de la sociedad, tanto la real como la virtual y la manera de relacionarse con él.

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) abren un panorama más abarcador para el desarrollo social de los individuos, desde diferentes ámbitos sociales: educación, seguridad, economía, trabajo, esparcimiento, entre otros.

Conviviendo en una sociedad interconectada, se traspasan barreras de tiempo y espacio. Vivimos entre certezas e incertidumbres. Las personas se conducen de manera diferente. Hay nuevos modelos sociales y las tecnologías sustituyen a otras formas de intercambio tecnológico y social.

Las estadísticas de Internet, a junio del año 2012 (www.exitoexportador.com) nos refieren claramente la incidencia de la Red de redes en la vida cotidiana de los habitantes del mundo: hay aproximadamente unos 2.405 millones de usuarios mundiales de Internet; donde, Estados Unidos cuenta con 274millones; México 42 millones, España 31.6 millones y la Argentina con 28 millones.

Incluir las diferencias

Si nos remitimos a la etimología de la palabra incluir, la Real Academia Española (RAE) la define como: “(Del lat. includĕre). 1. tr. Poner algo dentro de otra cosa o dentro de sus límites. 2. tr. Dicho de una cosa: Contener a otra, o llevarla implícita (http://goo.gl/q5fZL6).

La UNESCO en su publicación: Directrices sobre políticas de inclusión en la educación (2009), alude a que: La inclusión se ve pues como un proceso que permite tener debidamente en cuenta la diversidad de las necesidades de todos los niños, jóvenes y adultos a través de una mayor participación en el aprendizaje, las actividades culturales y comunitarias, así como reducir la exclusión de la esfera de la enseñanza y dentro de ésta, y en último término acabar con ella. Entraña cambios y modificaciones de contenidos, enfoques, estructuras y estrategias basados en una visión común que abarca a todos los niños en edad escolar y la convicción de que corresponde al sistema educativo ordinario educar a todos los niños y niñas (http://goo.gl/pXFakl pág.9).

Por lo tanto, si las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ponen a disposición de las personas una red, Internet, caracterizada por la hiperinformación, la ubicuidad, sin límites de tiempo y espacio, anónima, en libertad y convivimos entre la virtualidad y la realidad, en el universo de las autopistas de la información; era necesario encontrar un “puente de unión”, la comunicación, entre las personas con capacidades diferentes y el mundo virtual.

Sitios y dispositivos accesibles  

El mundo actual nos presenta un escenario complejo de relaciones, donde se desenvuelven las comunicaciones mediadas por nuevas tecnologías.

El lenguaje se adapta a las situaciones de cambio y nos aporta términos como libros electrónicos (e-books), autores indies (autores independientes), plataformas multimediales, narrativas multidireccionales y transmediales, entre otros.

Se abren las posibilidades a propuestas alternativas. Y cambian las maneras de contar los acontecimientos.

Para ejemplificar las propuestas inclusivas que se están llevando a cabo, a través de sitios electrónicos y con aplicaciones a través de teléfonos inteligentes; brindaremos algunos ejemplos, dejando expreso que hay más propuestas y que también, permanentemente, se está trabajando sobre otras, que llegarán al mercado de servicios, tanto para el caso de páginas webs, aplicaciones (apps) para telefonía móvil, juegos, etc.

El canal de videos YouTube, cuenta con su portal de accesibilidad, desde: http://goo.gl/7toDYR y Wikipedia desde: http://goo.gl/KTmOKu

En el caso de los periódicos, el diario “Clarín” de Argentina, es pionero en el tema de la inclusión de personas con capacidades diferentes en este país; ya que a partir del 12 de mayo de 2013, cuenta en su sitio web con el software Inclusite.

Desde www.clarin.com, se puede acceder dirigiéndose al ícono de inclusión o bien, desde http://accesible.clarin.com y en la sección de noticias económicas: http://goo.gl/1CD9Xg

Inclusite, conforme a la información que la empresa brinda en su sitio: www.inclusite.com “es un servicio en la nube que mejora la accesibilidad y usabilidad de las webs”. Este software permite que las personas puedan navegar hablando; escuchar el sitio, operar un teclado, accionar los comandos mediante soplidos; de acuerdo con sus posibilidades y realizando este procedimiento, en tiempo real.

En México, utilizan este servicio: el Gobierno del Estado de Sonora, el primero en emplearlo a través de su sitio oficial, desde el 3 de diciembre de 2012 : http://goo.gl/kLE6NJ. También el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia de México -DIF: http://goo.gl/Rtdww8 y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación: http://goo.gl/Mh8cWY.

En España; este sistema en la nube está en el portal de noticias  20 minutoshttp://accesible.20mintuos.es. En Hospitales Nisa: http://accesible.hospitales.nisa.es/home.aspx; en la Diputación de Málaga http://www–malaga–es.accesible.inclusite.com/. En el Ayundamiento de Santander: http://goo.gl/cddMnt; en el Ayuntamiento de Valladolid: http://accesible.valladolid.es/

Por su parte, también en España, está “Accessibility, una aplicación promovida por FAMMA(  Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (FAMMA) con el apoyo de COCEMFE y Fundación Vodafone España, surge como una iniciativa para dar respuesta a las necesidades de ubicación de espacios y lugares accesibles para Personas con Movilidad Reducida, apoyándose en las nuevas tecnologías como soporte para la mejora de su integración”. (http://www.famma.org/accessibility). Esta aplicación está disponible para celulares Iphone y con sistema operativo Android.

El Ayuntamiento de Valencia además de accesibilidad en su página; dispone de un servicio de realidad aumentada y consiste en una aplicación para los que posean teléfonos inteligentes con sistema de geoposicionamiento satelital (GPS) e informa en tiempo real de equipamientos existentes y servicios en el entorno (http://goo.gl/0BhA1i).

La virtualidad al alcance de todos
Las nuevas tecnologías nos permiten alcanzar el mundo con un click. También, incluir las diferencias y acortar distancias, entre las personas con capacidades diferentes y el mundo de la virtualidad.

La cultura es una expresión integral del ser humano, que le permite sobrevivir, reproducir el cuerpo social y mantenerlo unido. Por lo tanto, como información que es y debe ser trasmitida, nos ocupamos de ella desde la perspectiva de los medios de comunicación.

En términos de nuevas tecnologías, hablamos de la cibercultura que es la cultura que nos propone la realidad virtual, desarrollada a partir del empleo de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC) y que tiene lugar en el ciberespacio.

Estas mismas tecnologías, que como se viene explicando en párrafos anteriores, permiten y permitirán la inclusión de la diversidad; la posibilidad de acceso a Internet de personas con capacidades diferentes y propiciar ambientes y entornos más accesibles en todas partes del planeta; a través del camino de la comunicación mediada por tecnologías.

Mtra. Marisa Avogadro Thomé. Columna “Comunicarte”, revista “Razón y Palabra”, México, 1 de setiembre de 2013. Disponible en: http://www.razonypalabra.org.mx/comunicarte/2013/042013_Comunicarte.html

Anuncios