Libros de Poesías y Cuentos·Publicaciones de Periodismo

Se presentó el libro “Arte y ciencia, ciencia y arte. Reflexiones infinitas”

Se presentó el sábado 18 de febrero el libro Arte y ciencia, ciencia y arte. Reflexiones infinitas, en la Feria Internacional de la Lectura (FILEC) que se llevó a cabo en Puebla, México.

El libro ha sido compilado por el Dr. Miguel A Méndez,  y editado por la Universidad de las Américas (UDLAP), de Puebla  México y el CONCYTEP, México.

Participan de este texto el reconocido científico mexicano Dr. Miguel A Méndez Rojas; Roald Hoffmann ( Premio Nobel de Química 1981); Pierre Laszlo, Rosalinda Contreras Theurel, Katherine Cole, Guillermo Romero Meléndez, María del Pilar García de la Parra, María de Jesús Rosales Hernández, Francisco García Olmedo, Marisa Avogadro, Jorge Volpi y Luis Erik Coy

Esta es la décima edición de la Feria Internacional de Lectura (Filec) 2017 y contó con unos 50 sellos editoriales, múltiples actividades y  se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), del 16 al 19 de febrero.

arteyciencia

Publicaciones de Periodismo

RazónArte: nueva revista

  ra-celuLos invitamos a conocer la nueva revista digital de publicación trimestral “RazónArte” en http://www.razonarte.org. 
     La misma está dedicada a temas de arte, cultura y ciencia. Aprovecho la oportunidad para agradecerle al Dr. Octavio Islas que me dio la oportunidad de continuar la tarea que iniciamos en el 2002 con la sección “RazónArte” en la revista “Razón y Palabra” en México y que hemos continuado hasta finales del 2015. Ahora, convertida en revista, desde la editorial “Razón y Palabra”,en la Universidad de los Hemisferios, de Ecuador. También agradezco a la Universidad mencionada, a Mag. Iván Rodrigo Mendizábal y a Yalilé Loaiza, miembros del equipo.
 
     Les doy las gracias y la bienvenida a los miembros del Consejo Editorial Internacional, personas de reconocida trayectoria en el ámbito de las artes, la ciencia y la cultura en diferentes países del mundo: la escritora uruguaya Marta de Arévalo, el Dr. Vicente Baca Lagos (España), Dr. Álvaro Cardoso Gomes (Brasil); Mag. Sonia Natalia Cogollo Ospina (Colombia); Lic. Darío M. Fritz (México); Mtro. Roberto Hidalgo (México); Máster Mauricio Huitrón (México);  Pianista Lic. Julio Mazziotti (Argentina); Dr. Miguel Ángel Méndez Rojas (México); Prof. Gerardo Molina (Uruguay); Ph D. Carlos Obando A (España); Mtro. Alejandro Ocampo Almazán (México); Mag. Leonardo Robles Villalobos (Chile); Dr. Marcelino Trujillo Méndez (México) y a todos los que colaboraron enviándonos sus trabajos para las diferentes secciones.
 
       Asimismo invitamos a participar a las personas interesadas en estos temas.
 
      Saludos y hasta el próximo número.
 
Mtra. Marisa Avogadro Thomé
Directora – Editora de RazónArte
Publicaciones de Periodismo

La comunicación de las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (NTIC); la cibernética, el ciberespacio, los cibernautas; no constituyen una temática que aparece en la escena social de forma intempestiva.

Desde aproximadamente los años ´50 se introdujo el concepto de cibernética, del griego “cibernetes”: gobierno, timonel y transcurrido el tiempo, ligados nuevamente a este vocablo, tecnología mediante, “navegan hoy por el ciberespacio, una gran cantidad de personas, sólo que hoy ha cambiado quién dirige y hacia dónde dicho timón. Ya Platón hace más de 2000 años hablaba del arte de pilotear las naves y decía que el piloto es el elemento fundamental en ese arte. En 1834 en Francia, Ampere toma la palabra cibernética para designar la parte de la política que se ocupa de los medios de gobernar y algunos autores afirman que es la expresión griega, utilizada por Ampere, la que induce a Wiener a bautizar la ciencia que estudiará, como versa en el subtítulo de su obra: “el control y la comunicación en el animal y la máquina”. De tal manera que pertenecer al “cíber”, tendrá sus ventajas y su esfera de poder, si se lo relaciona con la etimología del vocablo que le dio origen.

Indudablemente, pasados cincuenta años de la aparición de esta ciencia y su correlativo en el campo comunicacional, hoy es este mismo campo el que la retoma, ante el ingreso masivo de tecnologías y un nuevo panorama masmediático.

A su vez, encontramos también la palabra cambio que es una de las palabras claves de los tiempos en que vivimos y en ese entorno es desde donde desearía enfocar el campo de acción de la comunicación y de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Estamos en el mundo del movimiento, el sonido, la velocidad, las imágenes y de la mediación tecnológica. Entre nosotros y los otros existe un elemento comunicativo intermediario de las relaciones humanas y las tecnológicas. El medio de comunicación es la instancia mediadora entre nosotros y la realidad, ¿pero qué realidad…? La que nos rodea o la que generamos para determinada situación.

Se modifican las formas de uso de la comunicación y las nuevas tecnologías sustituyen a otras formas de intercambio tecnológico y a otras maneras de relación social. Se puede leer, computadora mediante, desde miles de kilómetros un periódico que nunca llega a la ciudad en la cual vivimos. Median los medios y las posibilidades de intercambio varían. Las posibilidades de captar el entorno no son las mismas como tampoco lo es la manera de contactarnos con él. Tecnologías, seres humanos, recursos económicos disponibles realizan la misma travesía pero el resultado final no será el mismo para todas las personas, sino para las que acceden a ella y aquí hay amplias diferencias entre los países desarrollados y los de América Latina.

Tenemos la posibilidad de plantearnos que venimos de un proceso de proyección al futuro a partir de circunstancias conocidas y en consecuencia rodeados de certidumbre. Por ello, lo “cierto” amplía su esfera de acción de tal manera que lo incierto también se expande. A modo de ejemplo encontramos: ingenieros de la comunicación, profesionales de las ciencias de la comunicación, todos los que hablan de comunicación. Certidumbres, incertidumbres, los opuestos viven y conviven. Se perfila de esta manera una nueva cosmovisión y allí es innegable la función de los medios de comunicación que se constituyen en un nuevo modo de “ver”, de presentar mensajes, formando y sosteniendo modelos sociales instalados o por instalarse. Las personas y sus costumbres interactúan con los media proponiendo también modelos y entonces éstos, modifican la realidad en tanto espejos de hechos que sin embargo, son un reflejo parcial de los acontecimientos de la vida diaria.

Se acrecienta el papel que los medios de comunicación desempeñan en los procesos de transformación y la diversificación, la distinción, la diferencia, las maneras de definir, proponen una nueva escritura de la historia, con otros actores y otras actrices; complementados desde las diferencias, recreando nuevas situaciones, situaciones que deberían ser de integración. Por ello, desde esta perspectiva, la cultura posmoderna, nacida de las sociedades altamente industrializadas, ha tenido campo fértil en ciertas áreas del conocimiento y en sociedades lejanas al elevado desarrollo tecnológico como las nuestras. Tal vez uno de los aportes de esta corriente de pensamiento en el área de los estudios en ciencias sociales en nuestros países, sea el poder hacer confluir en una totalidad las diferencias, sin que ellas pierdan su identidad como tales.

Sociedad del conocimiento
Queda para referirnos la temática de la sociedad del conocimiento. En términos de José Manuel Pérez Tornero, la sociedad del conocimiento permite informarse y conocer; conocer en el sentido de añadir conciencia a la información, en el marco de una sociedad postindustrial, donde, quien tiene la información científico – técnica, tiene la clave del progreso y el dominio tecnológico.

Tornero habla de nuevas capacidades en esta sociedad y también de la ampliación de los registros de la realidad, de la expresión y representación y la simulación. Asimismo, explica las características del paradigma mass- media: difusión masiva, lenguaje audiovisual, emisión/recepción sincrónica y escasa interactividad frente al paradigma Internet, de difusión universal, lenguaje texto/audiovisual, emisión/recepción sincrónica y acrónica y con una interactividad muy amplia.

Para concluir con la presentación de cambio de valores, comparando los de la comunicación de masas con los de la comunicación en red.

Sobre el primer caso, alude a los siguientes valores. 1) control, poder, vigilancia. 2) paternalismo, instrucción vertical. 3) Homogeneización, estandarización. 4) Identidad unificada. 5) productividad industrial. 6) Recepción , asimilación, mímesis.

En cuanto a la comunicación en red, distingue: 1) libertad, dispersión. 2) Individualismo, aprendizaje, exploración. 3) Personalización, comunitarismo. 4)Explosión de identidades virtuales. 5) Artesanía tecnológica. 6) Creación, hibridación, bricolaje. Se plantea una nueva mirada, más rápida, más inteligente e interactiva.

Finalmente
El nuevo milenio nos espera con cifras tales como: que más de la mitad de la población mundial vivirá en ciudades; con medios de comunicación propalando informaciones inconexas y también inaugurando “el siglo de la pérdida de la privacidad y la falta de respeto por la intimidad” y más que nunca la manipulación masmediática.

Respecto a cifras, la ONU preveía unos 5.700 millones de personas para el año 1994 y unas 1000 millones más para el 2000, con lo cual contamos además con el efecto de la superpoblación. La pobreza afectando a unos 1.100 millones de personas. El deterioro ambiental con una prospectiva de la FAO de desaparición de unos 140 millones de hectáreas en los próximos 20 años. Agua, especies amenazadas. Valores morales en franco deterioro.

Frente a todo ello, contamos con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación que vienen a inaugurar también una nueva instancia en este proceso comunicacional. Dejamos por sentado que la autora prefiere hablar de sociedad de la comunicación. Toda vez que informar es dar forma y se entiende a la comunicación como un proceso, que por consiguiente, más abarcartivo, engloba todas las instancias anteriores. Y por qué no recordar el exquisito relato anticipatorio sobre los medios de comunicación y pensar en “Las doradas manzanas del sol” de Ray Bradbury. ¿Quién asesinará al aparato de teléfono con una barra de chocolate…? Seguramente no serán los tecnófilos.

Mtra. Marisa Avogadro Thomé. Columna “Comunicarte”, revista “Razón y Palabra”, N29, noviembre de 2002. Disponible en: http://oldversion.razonypalabra.org.mx/comunicarte/2002/noviembre.html

Libros de Poesías y Cuentos·Publicaciones de Periodismo

La musicalidad de las fábulas

   Redonda, redonda, flota  sobre las quietas aguas. Gluc, gluc, cae una piedra y  otra más. Verdes y esbeltas se levantan las cañas y los sapitos no paran de croar.

    Poesías y prosas se abren paso en el mundo de las fábulas. Los animales y seres inanimados adquieren características humanas y se comunican. Así como se puede pintar de colores un día triste, se puede escuchar el arrullo del agua.

      El rey león, con su majestuosidad, ruge haciendo temblar los pinos del bosque. Las alas del águila se desplegan en el cielo azul-celeste y generan en su travesía un viento, que mueve las velas de un barco en la laguna encantada.

      Los sonidos expresan sentimientos, simpatías, rechazos. El zumbido de las abejas y el aleteo sutil de las alas de una mariposa. Las gotas de lluvia que resbalan por una enredadera y caen sobre una olla negra de hierro.

      La paloma blanca que denota un ave y connota la paz. Todos se dan cita en las fábulas: el repicar de los tambores salvajes, el elefante, la hormiga, la tortuga, el ciervo, la zorra, el caballo, un leñador, una doncella. La brevedad y una lección de vida, son su esencia.

      Bajo un perfume de  rosas, jazmines y tilos, las percepciones visuales y sonoras se constituyen como un modo de pensamiento.

      La escritura, el arte de la palabra, nos recrea un ambiente, describe situaciones, personajes, paisajes. Nos trasmite colores, olores, sonidos, sabores, texturas.

      Una fábula nos hace viajar al mundo imaginario donde los seres y las cosas toman la palabra: se expresan en la lengua humana y en su propio lenguaje. Todo es sonido: los grillos que cantan su canción favorita, mientras un ruiseñor entona palabras.

     Musicalidad: la capacidad para combinar sonidos y conmover. Acordes, arpegios y sostenidos viven en una burbuja multicolor, que se mueve al ritmo de un tambor y así, en una fábula todo puede ser musical: tus ojos, la risa y el manantial.

 Marisa Avogadro Thomé. Finalista del concurso organizado por el Diario “El Espectador” de Colombia y el Festival Internacional de Música de Cartagena, enero de 2014. Publicado en Colombia en el periódico “El Espectador”.